Propósitos para Año Nuevo

Mas tarda una bolsa de dulces en la puerta de un colegio

Hacer propósitos para realizar durante el año nuevo es una práctica que muchos realizan, pese a que está comprobado que tales propósitos están entre los más incumplidos del mundo y su duración es tan efímera, que más tarda en agotarse una bolsa de dulces en la puerta de un colegio, que estos propósitos en abandonarse.

Antes de continuar con esta nota, expreso mis deseos de que tengáis una feliz salida y entrada de año y que en el próximo se les cumplan todos los deseos. Reitero de se os y no propósito, porque estoy entre los convencido que estos, los propósitos, tienen tan corta duración, como la comparación del inicio, que la he escogido porque para mí tiene la irrefutable certeza de la sabiduría popular.

Pero pese al incumplimiento de dichos propósitos, llama la atención la reiterada voluntad que hay cada año para hacerlos, lo cual ha llevado a Psicólogos a estudiar esta costumbre y a publicar los resultados de sus estudios, en artículos que van desde concejos de cómo deben hacerse hasta estrategias para conseguirlos.

Los especialistas sostienen que plantearnos propósitos a finales de año, significa que queremos hacer un borrón y cuenta nueva para comenzar a escribir una  historia diferente en nuestra vida. Una historia en la que seamos mejores personas, desechando todo lo negativo en nuestra personalidad para así atraer  la buena vibra del universo.

Desafortunadamente las estadísticas de los diferentes estudios establecen que sólo el 30 por ciento de las personas logran cumplir los propósitos que se plantean. El resto comienzan a abandonarlos después de una o dos semanas, de comenzar a trabajar para conseguirlos.

Según un estudio publicado por la Aseguradora de Salud Aegon, en España, una de las razones para que muchos no cumplan los propósitos que se fijan, se debe a que estos son poco realistas o inalcanzables. Y que muchas veces se plantean llevados por el deseo y la fantasía y no por la realidad. Incluso sin tener en cuenta el aspecto económico que representa el conseguirlos.

Yo agregaría que también se hacen teniendo en cuenta la tendencia del momento marcadas por las redes sociales. Es decir, lo que está de moda, copiar al famoso o al influencer  de turno.

De allí que durante esta semana, los medios de comunicación han publicado la lista de los 10 propósitos más fijados para el próximo año y los Top 10 de esas listas son los siguientes:

1.- Inscribirse al Gimnasio.

2.- Dejar de fumar.

3.- Aprender inglés.

4.- Hacer dieta. 5.- Leer más. 6.- Beber menos Alcohol. 7.- Ahorrar dinero. 8.- Pasar más tiempo con la familia. 9.- Sentir menos stress, 10.- Viajar a nuevos lugares

Aunque no son 10 propósitos excéntricos, todos ellos requieren no sólo de voluntad, sino también de tiempo y dinero para conseguirlos y si quien se lo propone carece de alguno de estos tres requisitos, seguro, seguro que no podrá conseguir llevarlo a término.

Personalmente pude constatar esto con tres amigos a quienes consulte sobre sus propósitos para próximo año y desde ya le aseguro que todos los abandonara, incluso antes de iniciarlos. Valoren ustedes.

– Inscribirse a un Gimnasio: dos de los tres no tenían ni idea cuánto costaba la mensualidad y tendrían que quitarse otra cosa para poder pagarla.

– Dejar de fumar: Dos de los tres se fuman un cigarrillo antes del desayuno. Y no están dispuestos a invertir en ayudas para dejarlo.

– Evitar contagiarse del Covid 19: Los tres no dejan pasar un fin de semana sin buscar un ligue ocasional en discotecas.

– Conseguir un mejor trabajo: Propósito que como están las cosas, no sólo en este país, sino también en el mundo, nace con certificado de defunción.

– Y el quinto, Viajar. Para mí el más inalcanzable para ellos, porque los conozco a los tres y el único tiquete para viaje que pueden comprar, es el del abono mensual del transporte.

Lo bueno de los tres, lo maravilloso de esos tres amigos míos, es que aunque no los consigan, aunque no los alcancen. No se frustran ni se les baja la autoestima, algo que si ocurre en un porcentaje importante según revelan los estudios realizados por los especialistas.

Es por ello que es mejor concentrarse en los deseos y no en los propósitos, sobre todo si son tan justos como los del señor del meme que me llego en estos días, que solo desea que en el 2022 lleguemos a ser tan bonito como nuestra mama dice que somos; Tener tanto dinero como nuestros hijos y tu esposa creen que tenemos y ser tan bueno en la cama como uno mismo cree que es

En honor a la verdad hay que trabajarlos tanto o más que los propósitos, así que yo para evitar frustraciones y baja autoestima, que ya tenemos bastante con lo que estamos pasando, solo deseo que esta nota te haya gustado y te haya sacado una sonrisa. FELIZ AÑO NUEVO.

Si deseas escuchar otras crónicas y cuentos del autor, puedes hacerlo en el Podcast Relatos y Emociones. Pica el link https://www.ivoox.com/audios-que-me-gustan_hc_recomendados_1.html

Deja un comentario