VII- Pacto entre amantes

  Te lo propuse con el sabor de tu piel aún en mis labios y tu respiración exhalando una melodía de satisfacción. Lo hice en voz baja,  susurrándote al oído como si lo quedo de mi voz amainara la rudeza de la sinceridad. – No te enamores de mi porque yo procurare no hacerlo de…

VI- Carta etílica a los amigos

Inclinó la botella de Whiskey y la mantuvo así aún después de que el último hilillo de licor pareció escapar a toda prisa hasta cuando cayó dentro del vaso. – Ahora sí es la última. – Se dijo para sí y colocó la botella sobre la mesa.  Levantó el vaso y lo observó decepcionado por…

V- Mentiras

Pese al respirador artificial que marcaba su obligada respiración, Fabian Montero parecía descansar en su cama del primer piso del Hospital. Su habitación tenía una amplia ventana que daba a un jardín interno, donde todas las mañanas, pájaros y mariposas acudían a juguetear y deleitarse entre trinitarias, cayenas y margaritas. Un espacio natural que le…

VI- Regálame un silencio

Regálame un silencio tuyo, uno de esos tan sinceros y diáfanos en los que la verdad aflora amparada en la intimidad inviolable de tu alma. Conversemos allí sin el convencionalismo de las palabras y dejemos que el sonido de nuestro silencio, manifieste la esencia de nuestro interior, la sinceridad de nuestro pensamiento y el inequívoco…

Tregua Navideña: A liberar rencores

  He publicado en años anteriores este relato inspirado en la Tregua histórica de 1914, pero lo comparto nuevamente con ustedes por el gran ejemplo de reconciliación que significa. Recibanlo como mi saludo navideño y mi deseo de que la nochebuena, sea verdaderamente buena para todos. El 24 de diciembre de 1914, durante la primera…

V Diálogo en azul

Si alguna vez te escribo un poema lo haría inspirado en el color azul. – Y por qué en azul papá? – preguntaste con la ansiedad de saberlo todo que caracteriza a  quienes despuntan a la vida. – Porque te siento azul y te quiero en azul.- – ¡ eeeh. Yo no soy azul ¡…

IV-Mas Allá

El avión comenzó a sacudirse de pronto como un autobús recorriendo una autopista llena de baches. Los pasajeros que estaban dormidos se despertaron alarmados por las sacudidas y se aferraron aterrados a las sillas, mientras los que estaban despiertos que veían como el avión se sacudía y los compartimentos de equipaje se abrían de golpe,…