Trilogía Invencible, en clave de homenaje

Son tres microrrelatos escritos en homenaje de admiración y agradecimiento a todos aquellos que en esta pandemia, día a día exponen su salud y su vida para salvar la de otros, así como también a quienes diariamente con su esencial labor, también en la primera línea, consiguen que el engranaje no se detenga. Y por supuesto, aquellos quienes pese a su resistencia, perdieron la lucha contra el Coronavirus. A sus familiares nuestra voz de consuelo y deseo para que sobrelleven con resignación y fortaleza el vacío que dejan las dolorosas perdidas.

I

Convencimiento interior

Buscaron en lejanas tierras dotaciones para combatir la angustia de los tiempos de aflicción. Consultaron fórmulas de salvación en remotos tiempos, pero sólo cuando hurgaron en su interior y sumaron sacrificio y resistencia, comenzaron a vislumbrar los colores de la victoria.

II

Héroes de verde

Sabían que en los malos tiempos, la única posibilidad de no sucumbir a la derrota era resistir hasta el final. Con esa convicción se enfundaron en su frágil armadura color verde y durante horas y horas sembraron esperanzas entre los cientos de caídos en la batalla de ese día.

III

El otro ejército

Pese al peligroso enemigo, las heridas abiertas y sin una salida expedita a la victoria, sabían que vencerían porque no estaban solos. Contaban con quienes sanarían sus heridas, proveerían sus alimentos y mantendrían activo el engranaje para volver abrazarnos en tiempos mejores.

2 comentarios en “Trilogía Invencible, en clave de homenaje

  1. Cada segundo, cada minuto, cada hora y cada día es un triunfo.
    Mi respeto y admiración a mis compañeros sanitarios principalmente a los que están en urgencia y en UCI. Animo. Hoy ya es un día menos.
    Somos campeones solo con hacer lo que hay que hacer.

  2. Vendrán los tiempos mejores, De pronto, se fracture la forma de interacción. Muy seguramente ya no abundarán los abrazos y besos en el rencuentro. Creo que nos hemos pasado toda la vida esquivando pestes. Una ovación a todos aquellos que vigilan para deshacer este mal. Tu texto hace el homenaje. Abrazos, amigo

Deja un comentario