¿Adicto al móvil o las redes? : Dieta Digital

Imagen: Agrajer

¿Te agobias cuando dejas olvidado el Movil en casa; ¿No puedes dormir sin antes mirar en el las redes sociales, o lo primero que haces al despertarte es consultarlas?; ¿Revisas compulsivamente internet y las redes para enterarte de lo nuevo que han publicado tus amigos o contactos? O ¿has descuidado tu privacidad al hacer partícipe a todo el mundo de información que sólo te atañe a ti o a tu círculo familiar?

Si estas en alguna de estas situaciones, los Psicólogos y expertos en este tema consideran que tienes un grado importante de adicción a las redes sociales, que puede alterar seriamente tú comportamiento y relaciones tanto personales como sociales, sino buscas ayuda a tiempo.

Si bien es cierto que las redes sociales y en general el llamado Ciberespacio abren enormes posibilidades para las relaciones personales, sociales y comerciales, no es menos cierto que el uso incontrolado que se hace de ellos,  ha llevado a que se evidencie una adición patológica que, según estudios está originando trastornos en el comportamiento y la personalidad a un número elevado de personas, en especial a los jóvenes de edad.

Un artículo publicado por la revista Muy Interesante alerta sobre el creciente condicionamiento que tiene para muchas personas, el teléfono móvil y las redes sociales, hasta el punto que se han tenido que abrir clínicas de desintoxicación para aquellas personas adictas al teléfono móvil y a las redes sociales.

La apertura de estas clínicas se justifica, según los expertos consultados por la revista, “por la comprobación de que la adición a las redes sociales es en algunas personas, similar a la sensación que provoca el consumo de drogas como la cocaína o el éxtasis, ya que en las redes sociales solo suelen proyectarse momentos de nuestro día a día que aportan una sensación gratificante de reconocimiento y felicidad”.

Con el paso del tiempo cada vez es más creciente el número de personas que establecen una dependencia más fuerte con el espacio virtual, llegando incluso a preferirlo a un contacto personal y a las actividades presenciales con su entorno social.

El Portal Psicologia-online.com, aunque reconoce que esta forma de integración es un espacio que genera distintas posibilidades en el ámbito de las relaciones personales y profesionales e incluso lo considera como uno de los pilares de la comunicación hoy en día, alerta también sobre los riesgos a los que se exponen aquellas personas que reducen su universo “al filtro constante de las redes sociales, desplazando los vínculos presenciales a un segundo plano”.

Confirman estos expertos, que este uso exagerado de las redes y del espacio virtual forma parte de un nuevo tipo de patología de las adicciones que produce mucho sufrimiento a quien lo padece así como a las personas de su entorno más cercano.

Sobre esta adicción existen numerosos artículos y estudios que nos hablan sobre sus causas, consecuencias, soluciones y cómo prevenirlas y como de prevenir se trata este post, reproduzco literalmente seis síntomas publicados por los Psicólogos del portal que pueden ayudar a identificar una posible adicción al móvil o a las redes sociales, o a prevenirla en caso de que estemos cayendo sin saberlo en esa adicción.

Mucha atención a estos síntomas:

  • Dificultades para mantener la concentración. Aunque una persona esté físicamente presente en un lugar, su mente puede estar en otro totalmente distinto. Quien sufre adicción a las redes sociales consulta de forma compulsiva cualquier detalle, dejando en un segundo plano la realidad directa del día a día.
  • Alteración de los hábitos de sueño y descanso. La tendencia de vivir pegado a una pantalla altera el ritmo de vida en factores tan esenciales como estos. Por ejemplo, la costumbre de consultar el teléfono por la noche retrasa la hora del sueño o interrumpe el descanso nocturno.
  • Distorsión de la realidad. La persona se comporta como si el teléfono móvil fuese una prolongación de su ser tan importante como una parte de su propio organismo. Por ejemplo, se produce una pérdida de intimidad. La persona llega a la conclusión de que un momento es más feliz si lo comparte con los demás.
  • Falta de cuidado de la privacidad. Como consecuencia de esta pérdida de la esfera de la intimidad, quienes sufren adicción a Internet pierden el control de aquella información que comparten de sí mismos, es decir, no se dan cuenta de la cantidad de datos sobre su propia vida que facilitan a los demás. Gente que, en su gran mayoría, ni siquiera conoce en persona.
  • Vacío interior. Las redes sociales están marcadas por la interacción constante pero, también, por lo efímero de esta forma de expresión. Una fotografía compartida en Facebook hace unas semanas es totalmente caduca a día de hoy. Por esta razón, este exceso de actividad que queda en el plano de la superficialidad, deja tras de sí una inmensa sensación de vacío ante la alta demanda emocional de reconocimiento ajeno.

Creo no equivocarme si digo que muchos de nosotros nos sentimos identificados con alguna de estas situaciones, pero no me atrevería a decir que seamos ya unos adictos al móvil o a las redes, pero por si acaso, sería bueno seguir algunos consejos ya que no olvidemos que más vale prevenir que lamentar.

Imagen : Periodistas en español

En lo que respecta a los consejos para prevenir esta adicción, igualmente hay mucha literatura al respecto, pero yo he preferido traerles la que recomienda e impulsa Melissa María Manco Rocha, una joven Coach motivacional, quien a través de su página www.melissamanco.com propone para evitar las adicciones una Dieta Digital, con la que conseguiremos hacer verdaderamente productivo el tiempo que dedicamos al móvil y a las redes.

La he escogido por ser una propuesta ingeniosa, basada en primer lugar en reconocer que tenemos un problema con el tiempo exagerado que dedicamos al móvil y a las redes y en segundo lugar, por la sencillez de su propuesta porque simplemente se trata de limitar o dosificar el tiempo que dedicamos al espacio virtual, focalizándolo el tema por el cual acudimos a el.

Para Melissa, una de las causas que nos llevan a pasar un excesivo tiempo frente al móvil y las redes, es el afán por saciar nuestro interés por informaciones de todo tipo, en su mayoría de una trivialidad que no identificamos y sobre todo sin centrarnos en un objetivo que nos interese realmente.

Lo de Dieta Digital es una ocurrencia muy apropiada puesto que al igual que ocurre con la adición a la comida, nos afanamos por saciar nuestro apetito, devorando toda la comida que se nos ponga al frente, sin limitar nuestra alimentación a la comida sana que necesita nuestro organismo.

Según la Real Academia de la lengua Española, RAE,  la dieta es un régimen alimenticio que se ha de guardar por distintas razones y en el caso de la adición virtual, la Dieta Digital consiste entonces, en establecer el régimen de tiempo que se destinara a la consulta del móvil y/o las redes sociales.

Cumpliendo con rigurosidad ese tiempo previamente establecido y focalizándolo hacia la información que determina nuestro interés, estas estableciendo un control sobre esa actividad, que se convertirá en una barrera infranqueable para una posible adición.

En conclusión la dieta digital se basará en fijar de antemano el tiempo que destinaras al espacio virtual y limitar la información aquellos temas que verdaderamente necesitas para nutrir tu existencia.

Aclaro que mi intención con ese post no es preocuparte por el uso que haces de tu móvil o de las redes sociales, sino entregarte algunas pautas para prevenir una posible adicción y sobre todo para que el tiempo que destinas a las redes no solo sea productivo sino incluso placentero.

¡Ah! Leer y recomendar varias veces este post, no se considera adicción. Así que podéis hacerlo.

2 comentarios en “¿Adicto al móvil o las redes? : Dieta Digital

  1. En tiempos en los que la tecnología y la facilidad que tenemos de acceso a la información a través de internet y redes sociales es la regla que rige nuestro día a día encontrar el equilibrio es uno de los grandes retos que tenemos actualmente.
    Justo hoy por la mañana a la hora de desayunar teníamos una conversación con nuestra hija de 10 años sobre la importancia de saber y poder discriminar que es positivo y que no lo es de las redes sociales.
    Este año en el colegio era obligatorio tener una tablet para hacer deberes y estudiar.
    No podemos negarnos ante el hecho que el futuro es la era digital.
    Pero enseñarles a tener otras alternativas ante esa actualidad es fundamental.
    Ayer ni un segundo hubo tele e internet y disfrutamos de un día entero en familia hasta ver el anochecer y ha sido maravilloso para todos.
    Es fundamental el internet si, pero no lo es todo y saber que también hay cosas igual de importantes y satisfactorias más que lo digital es necesario para no hacernos unos adictos a esta herramienta que como tal es eso SOLO UNA HERRAMIENTA

    Me gusta

  2. Pingback: ¿Adicto al móvil o las redes? : Dieta Digital — RELATOS Y EMOCIONES – Vivir al Máximo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s