Vieja Esther y Niña Raque: Una lagrima por siempre

Hoy en su Día. Un Te quiero y una sonrisa a las madres de mi familia y amigas que están entre nosotros. Y un Te quiero y una lágrima por las que se han ido

Carta para Esther

Te escribo esta carta con la ilusión del poeta que espera que el cartero de los mensajes tardíos, te la entregue allá donde este esa porción de paraíso que te ganaste durante tu existencia.

Es la primera vez que utilizo los servicios de este imaginario caballero, pero hoy acudo a él, con la esperanza de que estas palabras lleguen a ti y no queden ahogadas por las lágrimas que me surgen cada vez que evoco tu presencia.

Te confieso que la ilusión de que puedas recibirlas, no alivia el peso del arrepentimiento por no expresarte mis sentimientos en tu tiempo y a su tiempo, porque soy consciente que nada cambia la realidad vivida, ni los hechos consumados.

Los ríos terminan recuperando su cauce cuando la naturaleza  decide restablecer lo que la imaginación del hombre ha cambiado, pero nada cambiara el hecho de que los mensajes tardíos, tardío llegan.

Sin embargo, no quiero desaprovechar otra oportunidad, por imaginaria que sea, para decirte los te quiero que debí expresarte durante todos los días de tu existencia, para que sepas mama, que te echo de menos y que aun me duele el alma por tu cumplida premonición de que no nos volveríamos a ver.

Por eso abusaré de la generosa imaginación del poeta y junto con esta carta también te enviaré mi alma, para que se funda con la tuya  en el abrazo de despedida que no pude darte..

Despidiendo a la Niña Raque

Se cuanto duele perder a una madre estando en la distancia. Se del  profundo dolor que se siente cuando el destino nos niega la posibilidad de estar con ella en sus últimos momentos y abrazarnos a su cuerpo en el vano intento, aunque lo sepamos, de oponernos a las disposiciones del destino.

Se cuán grande y dolorosa es la impotencia de no poder estar allí en ese único momento en que la irracionalidad del dolor, nos permite consolarnos con la Divina creencia de que sólo entonces, su alma aún no se ha alejado lo suficiente y podrá escucharnos decir, que nuestro amor la acompañara por siempre en el camino que emprende hacia la ausencia eterna.

Se cuánto duele esa ausencia, lo sabía y tenía el convencimiento de que por saberlo ya no volvería a saber de él, pero me equivoqué.  Me equivoqué porque lo he vuelto a sentir, lo estoy sintiendo ahora y quizás en mayor intensidad porque al mío, niña Raque, se me suma el de tu hija Gachy, el de Roxana, Julian, Alexandra, Christina, Mario, Oscar, Karen, Rafael Domingo, Sina, parte de tu familia en el exterior que no pudimos estar en ese momento pero que hoy nos sumamos al resto de tus familiares y amigos para decirte que seguirás con nosotros siempre Mamibuela

Que estarás con nosotros siempre niña Raque

Que te recordaremos siempre Viejaraque

Que te quedarás con nosotros siempre Doña Raquel.

Dibujarte en nuestros pensamientos y nuestra memoria será fácil porque lo haremos con los colores imborrables de los momentos que compartimos contigo. Aquellos que motivaron tu sonrisa apretada pero sincera, hasta aquellos que despertaron tus enfados por desacuerdos. Pero sobre todo por tu inquebrantable decisión de consagrar tus esfuerzos a no desamparar a quienes necesitaban de ti, misión que cumpliste hasta el último día de tu existencia.

Con esos colores y el de tus vestidos te recordaremos siempre, porque estoy convencido de que cuando la profunda pena que hoy sentimos vaya cediendo paso a la aceptación de los designios del creador, volveremos a sonreír con tu recuerdo como tú incluso llegaste a pedirlo.

Ten la seguridad que así será, porque también comprenderemos que tu muerte, no es más que la liberación de tu alma para tu encuentro con Dios.

Hasta siempre Niñaraque. Hasta siempre Mamibuela. Hasta siempre Viejaraque. Hasta siempre Doña Raquel.

 

 

4 comentarios en “Vieja Esther y Niña Raque: Una lagrima por siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s